domingo, 1 de junio de 2014

Domingo de Autores #5

Domingo nuevamente. ¡Qué rápidas se me están haciendo las semanas! Hoy estaba muy indecisa con respecto al autor, pregunté a algunos lectores pero ninguno de los autores me convencía. Sentía que tenía que hacer esta entrada dedicada a algún autor que me haya marcado -como hice con la de John Green- y me decidí por darle este espacio a Elsa Bornemann, la ¿Culpable? de que me guste la lectura y quien me inspiró siempre a escribir. Y hoy, releyendo su biografía, descubrí que siguió la carrera que voy a seguir. Elsa marcó -directamente o no- cada aspecto de mi vida.
Con ustedes, la mejor autora de cuentos infantiles que leí, una autora que me hubiera encantado conocer pero el cielo se la llevó demasiado rápido... 

Elsa Bornemann:

Elsa Bornemann, más conocida como Elsy entre sus lectores, nació el 15 de febrero de 1952 en el barrio porteño de Parque Patricios. Obtuvo su título de Maestra Normal Nacional en el Normal Nro. 11 Ricardo Levene y más tarde, se recibió de Licenciada en Letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires, se doctoró y obtuvo varios diplomas de estudio en medicina y en idioma inglés, alemán, italiano, latín, griego clásico y hebreo.

Durante la última dictadura militar que gobernó Argentina, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional, su libro "Un elefante ocupa mucho espacio" fue censurado y pasó a integrar la lista de autores prohibidos. El decreto 3155/1977 del Poder Ejecutivo Nacional a cargo de la Junta Militar argüía: «se trata de cuentos destinados al público infantil con una finalidad de adoctrinamiento que resulta preparatoria para la tarea de captación ideológica del accionar subversivo» y que «de su análisis surge una posición que agravia a la moral, a la familia, al ser humano y a la sociedad que éste compone». Más adelante, finalizada la dictadura, la autora tuvo acceso, a través de la Cámara del Libro, al sumario completo en el que se recomendaba la censura de su libro. El cuento que daba título a esta antología narraba la historia de un grupo de animales que decide realizar una huelga porque se resistían a vivir encerrados dentro de un circo. En ese contexto histórico era inevitable relacionar lo que acontecía en el entorno con el contenido alegórico de lo narrado. Con el retorno a la democracia, Elsi pudo volver a publicar este libro en 1984. Ese mismo cuento fue galardonado con la Lista de Honor del Premio Internacional Hans Christian Andersen otorgado por IBBY (International Board on Books for Young People) por primera vez para un escritor argentino, al considerárselo un ejemplo de la literatura de importancia internacional. 
Mucho antes de que un libro de literatura infantil como la saga de Harry Potter llegara a convertirse en un suceso editorial internacional, en Iberoamérica, Elsa Bornemann alcanzaba cifras de venta sin precedentes en el género. Gran parte de sus obras se transformaron en long sellers que se vienen publicando interrumpidamente desde hace más de cuatro décadas. Solamente en la Argentina lleva dos millones de ejemplares vendidos, lo que muestra que la fidelidad construida entre ella y su público perdura y se renueva de generación en generación. 
Elsy siempre contó que la lectura fue fundamental en su infancia.
 «En mi casa podían faltar muchas cosas, pero libros, no. Mamá y papá leían mucho. Mi mamá tenía los libros que no se podían leer forrados de blanco y, cada vez que me quedaba sola, me iba corriendo a buscar uno de los blancos. Así leí el libro El matrimonio perfecto; Ana Karenina»
A los dieciocho años publicó Tinke-tinke, su primer libro de poemas o versicuentos, según su propia denominación. Este poemario lo había escrito a los 14 o 15 años.
A pesar de tener miles de críticas favorables y un público que crecía sin parar, también sus libros recibieron fuertes críticas porque provocaron incomodidad en los adultos. Originalmente publicado en 1977, El libro de los chicos enamorados, fue acusado de hablarle a los chicos del amor, de las relaciones de pareja, de la congoja y el desconsuelo, en una etapa de la vida —la infancia— en la que no estaba bien visto cederle paso a una emocionalidad sensiblera, ni estaba permitido cargar a las palabras de sensualidad. La temática del libro pretendía romper con lo que masivamente se consideraba infantil.
Si fuera un gato
cascabelero
te maullaría
cuánto te quiero.
Años más tarde, como consecuencia del éxito alcanzado, Bornemann publicaría otros títulos que abrevaban en asuntos del corazón: No somos irrompibles (12 cuentos de chicos enamorados) y Corazonadas (El libro II de los chicos enamorados), que aparecieron en 1981 y 1992 respectivamente. Y finalmente, en el año 2003, llegaría Amorcitos sub-14.


En 1981 publicó Niño envuelto, trama en la que Bornemann se metía con otro tema considerado tabú para la infancia. Andrés, su protagonista, narraba sus vivencias infantiles en primera persona, y la curiosidad acerca de su llegada al mundo tenía una marcada relevancia. Poco a poco el narrador infantil va desmontando las falaces explicaciones que le brindan los adultos sobre su nacimiento. Hasta que finalmente obtiene una bastante fiel a la realidad. En ese tiempo la educación sexual era una asignatura pendiente todavía, que avanzaba tibiamente estimulada por el estallido y el destape posdictadura.



Elsa Bornemann fomentó y construyó siempre una fuerte empatía y conexión con sus lectores tanto a partir de la retórica de sus textos como también en el contacto personal con su público. Ese acercamiento le valió algunos cuestionamientos de la crítica. Sin embargo, esto no hizo mella entre sus seguidores. Recibía abundante correspondencia de sus lectores, cartas en las que ellos le confesaban sus más íntimos sentimientos y pensamientos. Filas interminables de niños esperaban obtener su autógrafo en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Ella atendía a cada uno con respeto, paciencia y ternura, sin perder la sonrisa. En varias ocasiones llegó a quedarse después de la hora de cierre de la exposición para que ninguno de sus admiradores se fuera a casa sin su libro dedicado por ella. (Y yo nunca tuve la posibilidad de conocerla, y es lo que más me duele de su pronta partida...)

¿Cómo conocí las obras de Elsi? Gracias a mi mamá. Ella había nacido en los 70 y antes de que la dictadura comenzara, tuvo el placer de oír de la voz de su maestra de preescolar el cuento Un Elefante Ocupa Mucho Espacio y cuando cumplí siete años, estábamos juntas leyendo una revista en la cual habían publicado Cuento con Caricia, uno de los cuentos que formaba parte de la antología. Fue ahí cuando recordó a su maestra y sintió la necesidad de compartir conmigo esa maravilla a la que llamamos leer.

Tal vez me extendí un poco más que con los otros autores, pero sentí la necesidad de mostrarles a la primera autora que amé y que amaré siempre, quien me inspiró y me inspirará siempre.

Elsi, serás eterna.

Ocupas mucho espacio en el corazón de todos tus lectorcitos...



14 comentarios:

  1. No había escuchado de ella, me ha agradado la entrada :D
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ow, no?? Qué pena :(
      Gracias por pasar :D

      Un besote.

      Eliminar
  2. Yo ya la había oido nombrar alguna que otra vez, pero no me he leído ninguno de sus libros, a ver si algún día tengo la oportunidad❤

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías buscar alguno de sus libros con más mensajes entre líneas, porque los otros son más dedicados a un público netamente infantil :) Asimismo, son todos muy hermosos. Cada tanto vuelvo a mi infancia y me leo alguno de sus libros ♥

      Eliminar
  3. Awww <3 me dieron ganas de leer algo de ella xD
    Muchas gracias por la entrada :') Que lindo que recuerdes sus libros con tanto cariño :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque seas adolescente, deberías aunque sea, leer un libro de ella. La amo y me encanta compartir sus obras con los demás.
      Los recuerdo con ese cariño porque fueron mis primeros libros leídos ♥

      Eliminar
  4. Me gusto mucho esta sección, porque no la conocía a la autora, muy buena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fin de la sección es más o menos ese, conocer a autores que no conocían o conocer más de alguno conocido por todos :D Un beso!!

      Eliminar
  5. Holi^^ Acabo de taggearte en el booktag de las enfermedades de los libros:3 http://comosalirdellaberinto.blogspot.com.ar/2014/06/booktag-las-enfermedades-de-los-libros.html

    ResponderEliminar
  6. Hola :D
    No conozco a la autora, pero me encantan los cuentos infantiles!
    Un beso, te sigo ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola! soy del blog Libros Alados ( http://libros-alados.blogspot.com.ar/ ) para avisarte que te nominé al Liebster Award. Cuando puedas pasate por mi blog para ver las pregntas.

    PD: Me encanta tu blog

    ResponderEliminar