miércoles, 9 de julio de 2014

Reseña #19: La Tregua

Título: La Tregua

Autor: Mario Benedetti

Editorial: Booket

ISBN: 978-987-580-095-3

N° de Páginas: 223

Sinopsis: Martín Santomé es viudo hace más de veinte años. Ha criado prácticamente solo a sus hijos y los conflictos generacionales con estos jóvenes se agudizan día a día. Martín Santomé a los cuarenta y nueve años está cansado de la vida sedentaria de la oficina. Una obsesión lo anima: los seis meses y veintiocho días que le faltan para lograr la jubilación. Pero la aparición de Laura Avellaneda en el escritorio contiguo al de Martín -"su frente ancha, su boca grande, sus lindas piernas"- atenua aquella obsesión centrada en los venideros días de ocio. Laura se impone desde su silencio y le hace notar al hombre ya vencido que "no está reseco" sentimentalmente. Sin flechazo inmediato, superando todos los convencionalismos, transgrediendo las circunstancias impuestas por la diferencia de edad, los protagonistas oyen la revitalización de los sentimientos y enfrentan los riesgos de esa relación amorosa: Santomé y Avellaneda se animan a vivir a fondo su instante en el que tal vez esté inscripto el sentido de la eternidad.

Opinión: Mi novio me regaló este libro porque él nunca lo terminó de leer y estaba en su estantería de gusto, y yo moría por leerlo, así que acá estamos. Hace un año que lo leí. Lo leí dos veces ese año y estoy tratando de hacerme un tiempo para leerlo nuevamente durante el que transcurre porque amo esta historia.

Cuando comencé a leerla, creí que todas las expectativas que tenía, caerían en picada. Al comienzo, el personaje de Martín Santomé me caía como patada al estómago, pero luego comencé a adorarlo.
La historia transcurre mediante el diario que lleva Martín. Está ansioso porque pronto se jubilará y no ve la hora de que eso suceda. Está cansado de la monotonía en la que está inmerso en la empresa dónde trabaja y la relación con sus hijos no es la mejor. Es viudo desde hace varios años y sus hijos ya son bastante grandes. Tiene varios sentimientos encontrados con respecto a cada uno de ellos y nos lo hace saber mediante ese diario, dónde expresa todo lo que le pasa. 

Un día, llegan a la empresa nuevos empleados, jóvenes sin experiencia prácticamente. Varios quedan a su cargo y una de esas empleadas es Laura Avellaneda. Una chica bella pero que no deslumbra, una chica normal que poco a poco logra –sin buscarlo- cautivar a Martín. El tema reside en que Laura, tiene casi la misma edad que la hija de Martín, y él no puede evitar sentir lo que siente por ella.

Quiero aclarar desde el arranque que Santomé no es ningún viejo verde... 
Y lo aclaro porque es lo primero que pensé al saber la edad de Laura. 

La historia es hermosa, se la mire por dónde se la mire. La narración es exquisita, como todo –absolutamente todo- lo que hace Benedetti y los personajes tienen una construcción maravillosa. El personaje de Martín es sin duda el mejor, no sólo porque lo conocemos desde adentro, desde sus pensamientos y sus sentimientos, sino porque tiene fijas sus metas, sus propósitos y al descubrir que no está reseco sentimentalmente, comenzamos a ver un cambio radical en él. Comienza a expresar sus sentimientos y el amor que siente hacia Avellaneda, es enorme. 
Entonces dije:  <<¿Sabe que usted es culpable de una de las crisis más importantes de mi vida?>>. Preguntó <<¿Económicas?>>, y todavía reía. Contesté <> y se puso seria. <>, dijo y esperó que yo continuara. Y continué: <>. 
Al ser un hombre grande, con experiencia de sobra, tiene bien seguras sus convicciones y su forma de ver el mundo, pero hay momentos en que todo eso tambalea y no se encuentra tan seguro como antes. Realmente es un personaje de los que toda mujer se enamora. Su forma de ser, de actuar, de amar a Avellaneda, es única. Pero a su vez, tiene varios conflictos consigo mismo y varios traumas e inseguridades típicas de la edad, que le impiden verse de forma positiva y siente que el tiempo, que su edad y que cualquier hombre, le podría arrebatar la felicidad, es decir, a Avellaneda. 
Pero si yo la pierdo un día (mi único enemigo es el Hombre, el Hombre que está en todas las esquinas del mundo, el Hombre que es joven y fuerte y que promete), perdería con ella la última oportunidad de vivir, el último respiro del tiempo, porque si bien mi corazón ahora se siente generoso, alegre, renovado, sin ella volvería a ser un corazón definitivamente envejecido.
Laura es un personaje que me inspiró ternura. Comprendía cada uno de sus movimientos, su accionar y su forma de ser. Es adorable. Es imposible no quererla. Además, al ser narrado en forma de diario por Martín, la vemos idealizada, quizás es por eso que la quise tanto. 

A pesar de esto, tiene varias situaciones que a mí me resultaron aburridas y que leía rápido porque no me interesaban tanto. Pero tiene otras también, que son únicas, hasta divertidas y otras tristes. Hay varias situaciones límite en la vida de Martín y sus hijos que no tienen que ver con el romance, sino con la vida cotidiana.

El final, les aclaro, que es trágico. Siempre que releo el final, una que otra lágrima se me escapa. Siempre -y cuando digo siempre, es siempre- que leo esta frase, lloro. Sin esperarlo, sin buscarlo, lloro. (Soy muy sentimental)
Ella me daba la mano y no hacía falta nada más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor. 
Tiene un mensaje hermoso y es que siempre podemos tener una tregua en nuestra vida, un momento, una persona, algo que nos recuerde porqué estamos vivos y porqué vale la pena seguir viviendo. Creo que todos en algún momento tenemos una tregua, un paréntesis en nuestra vida monótona. 

Es una historia sin desperdicio. No la considero tan romántica, sino más realista. Porque es eso. Es un romance dentro de una historia realista, de un hombre que podría ser real –de así serlo, denle mi mail ;)-, de un romance que podría ser real. Es fantástica y necesitan darle una oportunidad. 

Calificación:

Historia: 5/5

Trama: 4/5

Narración: 5/5

Personajes principales: 5/5

Personajes secundarios: 3,5/5

Portada: 3/5

Reincidencia?: Eternamente.


Si quieren saber más acerca del autor, pueden hacerlo visitando el Domingo de Autores #3 o leyendo un poco, en el Miércoles Poéticos #7.

8 comentarios:

  1. Había escuchado sobre el libro pero nunca me había parado a ver de qué trataba, y la verdad es que no pinta nada mal. Viendo que te ha gustado tanto quizás sí que me anime a leerlo :3

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso. Ojalá puedas darle una oportunidad :D

      Un beso!

      Eliminar
  2. Nunca he leído a Bennedeti, y me parece que este seria un buen comienzo. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. Sin dudas es un magnífico comienzo :D

      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola! A mi me hicieron leer este libro el año pasado en la escuela y lo amé. También lloré con el final. Fue tan lindo y realista.. nunca había leído de Benedetti y definitivamente me gustó.
    Linda reseñaaa :3
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso este libro y me gusta que lo den para leer en el colegio, porque es genial :3

      Gracias por pasar!
      Un beso :D

      Eliminar